Porque no todos lo tienen todo…